Quiénes somos

Nos enorgullecemos presentarle el camino recorrido durante todos estos años,
pero más aún nos ilusiona ser testigos de las expectativas de futuro que,
gracias a nuestro maravilloso equipo humano
y por supuesto a todos y cada uno de nuestros clientes, esperamos cumplir.

Han pasado 30 años desde el 24 de febrero de 1.987 que constituimos Sol Sport S.A.

Lo que empezó siendo una humilde aventura empresarial centrada en la fabricación de prendas de trabajo se ha convertido en una consolidada empresa en la fabricación de vestuario corporativo especializada en el sector agroalimentario, siendo un referente del sector.

Ha pasado mucho tiempo, se ha perfeccionado la forma de trabajar, la infraestructura ha sido mejorada, las prendas han evolucionado y la plantilla ha crecido hasta formar una familia, pero el espíritu, la esencia y la ilusión de aquel 24 de febrero de 1.987 permanecen inalterables.

30 años juntos

Sincera y honestamente no consideramos que fuéramos unos visionarios ni mucho menos, ya que en aquella época no se hablaba de un sistema de calidad pero nosotros sabíamos que teníamos que hacer impecable nuestro trabajo, no se hablaba de innovación pero sabíamos que teníamos que hacer algo diferente para diferenciarnos de lo que ya estaba en el mercado. No se hablaba de un servicio especializado pero sabíamos que cada cliente es diferente y sus necesidades también por eso siempre hemos estado trabajando centrados en algo concreto y específico, conociendo y ofreciendo lo que realmente el cliente necesita sin tener que adaptarse a nuestros productos.

Tampoco se hablaba de una atención personalizada pero el cliente era y es nuestra fuente de ingresos, nuestro medio de vida y no estamos dispuestos a depender de intermediarios ni delegar a terceros una función tan importante, por lo que empezamos a vender directamente a nuestros clientes de Murcia, fuimos creciendo y actualmente tenemos delegación comercial en Valencia, Alicante y Almería.

La Responsabilidad Social Corporativa no se conocía por entonces pero teníamos sentido común y sabíamos que éramos muy afortunados por disfrutar de lo que teníamos mientras que otras personas no cubrían las necesidades básicas, mínimas y necesarias por lo que creamos el Proyecto FINA

nuestra experiencia

Esta historia es la historia de una empresa que ha sabido permanecer a los avatares del mercado desde el siglo pasado y que gracias a vosotros seguimos escribiéndola, GRACIAS por formar parte de nuestra historia.

PROFESIONALIDAD
100%
CALIDAD
95%
SATISFACCIÓN DE NUESTROS CLIENTES
90%
ORGULLO DE NUESTROS TRABAJADORES
90%